¿Cuáles son las habilidades creativas emprendedoras más importantes?

Si quieres planificar una intervención creativa, por ejemplo, ¿qué habilidades podrías necesitar?

Entre las habilidades empresariales esenciales, hay otras necesarias; la mayoría de ellas están relacionadas con la planificación, la organización y la definición de la visión de un negocio, la optimización del propio tiempo, la concentración en los detalles y el establecimiento de prioridades. 

La planificación es el proceso de pensar en las actividades necesarias para alcanzar un objetivo deseado. Implica la creación y el mantenimiento de un plan. Está pensado para reducir el tiempo y el esfuerzo necesarios para completar un objetivo. 

La PLANIFICACIÓN implica un conjunto de habilidades que te permiten:  

 

 

Sin duda, hay que tener en cuenta algunas "habilidades de planificación principales", como la capacidad de ser:  

  • analítico (es decir, analizar y evaluar los datos y la información para decidir qué pasos hay que dar),   

  • comunicativo (es decir, explicar los pasos necesarios para conseguir algo),   

  • decisivo (es decir, tomar una decisión meditada),   

  • líderes fuertes (es decir, liderar a uno mismo y a los demás hacia un objetivo común)   

  • solucionadores de problemas (es decir, que analicen los datos relacionados con el problema y luego ofrezcan una solución).   

La planificación es un proceso para crear, probar, perfeccionar y desarrollar ideas, así como para reflexionar y describir cómo alcanzarás tus objetivos, lo que te ayudará a saber si merece la pena tu considerable inversión de tiempo, esfuerzo y energía. 

La planificación es un proceso para crear, probar, perfeccionar y desarrollar ideas, así como para reflexionar y describir cómo alcanzarás tus objetivos, lo que te ayudará a saber si merece la pena tu considerable inversión de tiempo, esfuerzo y energía.  

Las habilidades para planificar, coordinar y organizar, así como para pensar de forma creativa e innovar, ayudan a controlar tu grado de responsabilidad y a reducir la indecisión que te hace perder el tiempo, decidiendo metas y objetivos claros y evaluándolos para ver qué posibilidades hay de que realmente se alcancen esos fines.  

Tener una gran capacidad de organización significa, por lo general, tener la capacidad de gestionar tus obligaciones mediante una sabia planificación, de optimizar tu tiempo, de centrarte en los detalles y de priorizar.  

Las habilidades organizativas permiten ver un proyecto sin problemas desde la planificación inicial hasta la finalización.   

Una sólida capacidad de organización está estrechamente relacionada con la capacidad de priorizar, ya que si no se priorizan las tareas para realizar primero los elementos más importantes, la organización de las actividades carece relativamente de sentido, ya que al priorizar, las personas organizadas consiguen realizar primero las tareas más importantes para optimizar su producción.   

La capacidad de crear visiones y establecer objetivos es esencial para tu vida personal y profesional, ya que las visiones te permiten verte a ti mismo en algún momento del futuro, mientras que los objetivos ofrecen una guía para alcanzar esas visiones. No hay nada más gratificante que tener visiones, establecer objetivos para alcanzar esas visiones y centrarse en ellas cuando las visiones se hacen realidad.   

La visión es una competencia directiva que implica conocimientos y habilidades para establecer visiones y objetivos claros y operativos para la empresa y un sistema de medición de la eficacia de la consecución de los objetivos.   

La visión es la capacidad de pensar o planificar el futuro con imaginación o sabiduría. Una visión es el "por qué" que te orienta y expresa en qué crees (tus valores fundamentales) y qué quieres en tu futuro (lo que quieres ser), tu pasión, tu motivación y tu inspiración.  

El establecimiento de objetivos implica el desarrollo de un plan de acción diseñado para motivar y guiar a una persona o grupo hacia un objetivo. La fijación de objetivos puede guiarse por criterios (o reglas) de fijación de objetivos, como los criterios SMART.   

(Grant, Anthony M., septiembre de 2012, "Un modelo integrado de coaching centrado en los objetivos: un marco basado en la evidencia para la enseñanza y la práctica". Revista Internacional de Psicología del Coaching. 7 (2): 146-165) 

Echa un vistazo a algunos ejemplos realistas de objetivos y visiones relacionadas: 

 

Newsletter-ul Startarium. Citește sinteza lunară direct pe e-mail