Más allá de la creatividad: habilidades creativas emprendedoras

¿Por qué la mentalidad de emprendedor es una característica intrínseca de los emprendedores creativos exitosos?

La gente suele pensar que el arte y los negocios son dos mundos distintos. Entonces, ¿es cierto que las artes y el espíritu emprendedor son dos mundos paralelos? ¿O, por el contrario, son un único universo diversificado?  

Bueno, seguramente lo sabemos:  

  

Tanto los artistas y creativos, por un lado, como los emprendedores, por otro, tienen que hacer tangible lo intangible.   

 

 

Las habilidades que los creativos y los emprendedores pueden enseñar unos a otros  

Esto también significa que ambos tienen habilidades, competencias y características peculiares que pueden aprender y desarrollar el uno del otro. Por ejemplo, los emprendedores tradicionales pueden necesitar mejorar sus capacidades para generar nuevas ideas, evaluarlas eficazmente y tomar medidas para convertirlas en nuevos productos y servicios. A su vez, los creativos y artistas pueden necesitar mejorar sus capacidades para identificar oportunidades en el mercado y utilizar habilidades comerciales para convertir las ideas en productos y obtener beneficios.  

En 2018 la Unión Europea definió la mentalidad emprendedora como la capacidad "de actuar sobre las oportunidades e ideas y transformarlas en algo de valor para otros. El valor que se crea puede ser financiero, cultural o social". Este supuesto es el fundamento del Entrepreneurship Competence Framework (EntreComp), que establece la importancia del espíritu e iniciativa emprendedora y muestra cómo las personas y las organizaciones pueden desarrollar esta competencia para afrontar los retos económicos, sociales y culturales.  

El espíritu emprendedor es una competencia para toda la vida. Ser creativo o pensar en cómo hacer las cosas de forma novedosa es igualmente relevante para progresar en tu carrera o para tener nuevas ideas de negocio.  

Tomar la iniciativa, movilizar a los demás y conseguir que se sumen a tu idea son habilidades útiles a la hora de recaudar fondos para tu equipo deportivo local o de crear una nueva empresa social. Entender cómo poner en marcha un plan y utilizar las finanzas de forma inteligente es relevante para tu propia vida y para la planificación empresarial en una pequeña o mediana empresa (PYME).  

Por esta razón, el marco EntreComp puede utilizarse como base para desarrollar un plan de estudios y actividades de aprendizaje que fomenten el espíritu emprendedor como aptitud. Asimismo, puede utilizarse para la definición de parámetros que permitan evaluar las competencias emprendedoras de estudiantes y ciudadanos.  

 

 

El EntreComp se compone de 3 áreas de competencia: Ideas y oportunidades, Recursos y En acción.   

Cada área contiene 5 competencias, y juntas constituyen las 15 competencias que los individuos utilizan para descubrir y actuar sobre las oportunidades e ideas.  

EntreComp es un marco de referencia libre y flexible que puede adaptarse para apoyar el desarrollo y la comprensión de la competencia emprendedora en cualquier entorno.  

EntreComp tiene el potencial de ser utilizado en una variedad de formas, incluyendo:  

  • apoyar la política y la práctica para desarrollar las capacidades emprendedoras  

  • evaluación de las capacidades de emprendimiento  

  • apoyar la formación de educadores, formadores y profesores para que sean capaces de impartir aptitudes emprendedoras  

  • diseñar programas y oportunidades de aprendizaje  

  • reconocer y certificar habilidades  

EntreComp puede utilizarse en todos los sectores y ser un apoyo clave para el trabajo de colaboración y desarrollo para los educadores, formadores, empresarios, organismos profesionales y responsables políticos. (The European Entrepreneurship Competence Framework - EntreComp

Newsletter-ul Startarium. Citește sinteza lunară direct pe e-mail