El Triple Bottom Line (TBL)

El objetivo general de una estrategia empresarial sostenible es tener un impacto positivo en el medio ambiente, en la sociedad o en ambos, al tiempo que se beneficia a los accionistas. Los líderes empresariales son cada vez más conscientes del poder de las estrategias empresariales sostenibles no sólo para abordar los retos más acuciantes del mundo, sino para impulsar el éxito de sus empresas. Sin embargo, definir lo que significa la sostenibilidad, consolidar objetivos claros y alcanzables y formular una estrategia para lograr esos objetivos puede resultar desalentador. Una forma habitual de entender los esfuerzos de sostenibilidad de una empresa es utilizar un concepto conocido como el Triple Bottom Line (el triple balance).

El Triple Bottom Line  

El triple bottom line fue explicado por primera vez de forma exhaustiva por John Elkington en su libro de 1999, "Cannibals With Forks: The Triple Bottom Line of 21st Century Business". Es una línea de fondo que sigue midiendo los beneficios, pero también mide el impacto de la organización en las personas y en el planeta. El triple bottom line es una forma de expresar el impacto y la sostenibilidad de una empresa tanto a escala local como global.  

Décadas más tarde, ha dado lugar a una serie de modelos empresariales responsables, marcos y metodologías operativas, desde el Retorno Social de la Inversión (RSI) hasta el Gobierno Ambiental, Social y Corporativo (ASG), además de ser una de las primeras inspiraciones para el aumento de las economías compartidas y circulares.  

Históricamente, las empresas han operado al servicio de sus resultados financieros. Sin embargo, a raíz de la teoría y la aplicación del  triple balance, algunas empresas empezaron a darse cuenta de la conexión existente entre la salud medioambiental, el bienestar social y el éxito financiero y la capacidad de recuperación de la organización.   

En la actualidad, las organizaciones lo utilizan para obtener una perspectiva precisa y completa de sus operaciones y relaciones con el medio ambiente, la comunidad y la economía. Las empresas B certificadas ayudan a hacer realidad el concepto del triple balance. Las empresas B son un tipo de negocio relativamente nuevo, al que se le exige legalmente que tenga en cuenta el impacto en todas las partes interesadas, incluidos los empleados, los clientes, los proveedores, la comunidad y el medio ambiente. Su misión es convertirse en una comunidad de líderes que impulsan un movimiento global de personas que utilizan los negocios como una fuerza para el bien.  

La teoría del triple bottom line amplía las métricas del éxito empresarial para incluir las contribuciones a la salud medioambiental, el bienestar social y una economía justa. Estas categorías de resultados se denominan a menudo las tres "P": people (personas), planet (planeta) y profit (beneficios).   

 

Aquí algunos datos rápidos sobre el triple balance:  

  • El triple bottom line es un marco de transformación para las empresas y otras organizaciones que les ayuda a avanzar hacia un futuro regenerativo y más sostenible.  

  • Las herramientas del triple balance ayudan a medir, comparar, establecer objetivos, mejorar y, finalmente, evolucionar hacia sistemas y modelos más sostenibles.  

  • El triple bottom line  ilustra que si una organización se centra únicamente en los beneficios -ignorando a las personas y al planeta- no puede tener en cuenta el coste total de hacer negocios y, por tanto, no tendrá éxito a largo plazo.  

Aunque hay tres categorías que conforman la teoría del triple balance, es importante recordar que cada categoría no está aislada. Desde el punto de vista de la teoría de los sistemas, las personas, el planeta y los beneficios están interconectados. 

People (capital social)  

La "gente" del triple bottom line se refiere al impacto que una empresa tiene en las personas dentro de la empresa (empleados) y en las personas fuera de la empresa (la comunidad). Las prácticas de su empresa deben tener en cuenta el bienestar y el beneficio de las personas en las que opera la empresa. Todos los intereses de las partes interesadas son interdependientes a través de los salarios justos, las prácticas de comercio justo, los entornos de trabajo seguros, las tasas de retención, las normas éticas, la contratación local, el abastecimiento local, la participación local, las contribuciones benéficas locales y las contribuciones al nivel de vida de la comunidad.  

Planet (capital natural)  

El "planeta" del TBL se refiere a los aspectos medioambientales. No es necesario ser una empresa "verde" para practicar buenas acciones medioambientales. Los empresarios pueden mejorar el orden natural y minimizar su impacto ambiental de muy diversas maneras que no sólo son rentables, sino fáciles de aplicar y adoptar. Desde pequeños esfuerzos como: gestionar el consumo de energía, emplear materiales ecológicos, "reciclar, reducir, reutilizar"; el uso de materiales post consumo, gestionar el consumo de agua, minimizar la cantidad de residuos a los vertederos, hasta esfuerzos más sustanciales como: reducir los residuos de los envases y determinar el verdadero coste medioambiental de la fabricación desde la recolección de las materias primas hasta su eliminación por el usuario final, los empresarios pueden marcar la diferencia e influir en su cadena de suministro para que haga lo mismo. A menudo se puede llegar a un compromiso en algún punto intermedio con algo de creatividad.  

Profit (capital)  

El "beneficio" del TBL se refiere al valor económico creado por su empresa y disfrutado por la sociedad de acogida. Son los ingresos y los gastos, los impuestos, los factores del clima empresarial, el empleo y la diversidad empresarial, así como el impacto económico que su empresa tiene en la sociedad. No se trata sólo del beneficio interno obtenido por una empresa.  

Su negocio importa y afecta a la comunidad en la que opera. No piense que sólo por ser una pequeña empresa o un empresario. Las filosofías, metodologías y prácticas del TBL no se aplican a usted ni le afectan. Pueden adaptarse y ejecutarse en operaciones más pequeñas. Cada paso que des para incorporar un cambio hacia el TBL es una pequeña contribución hacia un lugar mejor en el que todos nos beneficiamos.  

Newsletter-ul Startarium. Citește sinteza lunară direct pe e-mail