Las principales habilidades creativas de las empresas de éxito

"El problema nunca es cómo introducir pensamientos nuevos e innovadores en la mente, sino cómo sacar los viejos. Cada mente es una habitación repleta de muebles arcaicos. Haz un espacio vacío en cualquier rincón de tu mente, y la creatividad lo llenará al instante". - Dee Hock, fundador de VISA

La creatividad es uno de los elementos más importantes del espíritu empresarial y puede ser una de las claves para desarrollar las habilidades empresariales.  

Los emprendedores tienen que ser observadores y fijarse en lo que la gente necesita (demanda), encontrar una solución (oferta), vender esa solución a un precio que la gente pague, obtener beneficios, hacer frente a la competencia... y la lista continúa.  

Sin embargo, la creatividad no sólo se refiere a los problemas. Se trata de ser capaz de visualizar y pensar en el futuro, de avanzar. La creatividad es el trampolín para la innovación y también forma parte de la autorrealización, es decir, de la forma en que realizamos nuestro potencial personal.  

Sobre todo, la creatividad surge cuando hay una necesidad imperiosa. Los empresarios se preguntan constantemente: "¿Existe una necesidad de mi producto o servicio? ¿O es necesario crearlo? ¿Creo que mi idea tiene alguna necesidad realista y es beneficiosa para ello? ¿Puedo precisar el problema que resuelve mi idea?".  

¿Cuáles son los componentes clave del proceso creativo?  

  • la imaginación  

  • originalidad (la capacidad de crear ideas y productos nuevos e inusuales)  

  • productividad (la capacidad de generar una variedad de ideas diferentes a través del pensamiento divergente)  

  • resolución de problemas (aplicación de los conocimientos y la imaginación a una situación determinada)  

  • la capacidad de producir un resultado de valor y valor  

La creatividad también está estrechamente relacionada con la personalidad y la vida emocional de un individuo porque implica  

  • rasgos de personalidad, como la confianza en sí mismo, la tolerancia a la incertidumbre, la curiosidad y la motivación  

  • procesos emocionales, como la fantasía emocional en el juego, el placer en el desafío, la implicación en las tareas y la tolerancia a la ansiedad  

  • habilidades cognitivas, como el pensamiento divergente, la capacidad de "transformar" el pensamiento (por ejemplo, siendo capaz de reordenar la información o cambiar los "conjuntos" de pensamiento), la sensibilidad a los problemas, la amplitud de conocimientos y el juicio.  

Por lo tanto, la creatividad es crucial para los empresarios, independientemente del ámbito profesional y de los sectores económicos en los que trabajen. 

 


¿Cómo ayuda la creatividad a los empresarios a alcanzar el éxito?   

Hay múltiples formas en las que puede hacerlo. He aquí algunas de las más representativas: 

Creación de nuevas ideas para obtener una ventaja competitiva. Todo el proceso de emprendimiento se basa en la creación y exploración de nuevas ideas. Cuando un emprendedor es capaz de generar una nueva idea que sea factible además de eficiente, le da una ventaja sobre la competencia. La capacidad de explorar diferentes nichos es como una habilidad aprendida o un recurso que posee un individuo.  

Pensar en nuevas formas de desarrollar el producto y mejorar el negocio. La creatividad ayuda a desarrollar nuevas formas de mejorar un producto o servicio existente y optimizar un negocio. Siempre hay margen de mejora en los productos de una empresa; es el empresario creativo quien puede evaluar cómo hacerlo.  

Pensar lo impensable. La creatividad requiere imaginación para producir las ideas más oscuras. La imaginación es necesaria para cruzar la frontera de lo "habitual" y lo "normal" o para pensar fuera de la caja. Esto permite a los empresarios pensar más allá de las soluciones tradicionales, idear algo nuevo, interesante, versátil y que, sin embargo, tenga potencial de éxito.  

Encontrar patrones similares en diferentes áreas. A veces, por seguir una rutina o un hábito, el proceso de pensamiento también va en la línea de esos procesos establecidos. La creatividad permite a las personas conectar temas diferentes y no relacionados entre sí y hacer que las ideas empresariales tengan éxito. La fusión de diferentes campos crea intersecciones interesantes que generan nuevos nichos. La mayoría de la gente tiene miedo de juntar diferentes disciplinas, pero la mayoría de las ideas interesantes surgen de la colisión de diferentes campos.  

Desarrollar nuevos nichos a través de la creatividad y el espíritu empresarial. En el espíritu empresarial, es importante explorar nuevos aspectos de los negocios tradicionales. Esto puede ser en forma de cambio del método de fabricación del producto o de prestación del servicio o de cómo se suministran al usuario. Todas estas áreas pueden crear un nicho que tiene un gran potencial en los negocios.  


El proceso creativo empresarial, paso a paso   

Las etapas básicas del proceso creativo empresarial que implican habilidades específicas incluyen  

1. Preparación  

El proceso creativo comienza con la identificación de un problema y la posterior investigación. Esto se hace en un esfuerzo por empezar a buscar una solución viable. Un emprendedor busca en todas las direcciones para resolver el problema, ya sea dentro del sector o fuera de él.  

2. Ir más allá de la zona de confort  

¿Podemos conseguir algo si no estamos dispuestos a ir más allá de nuestra zona de confort? Hay que salir de la zona de confort, ir más allá y arriesgarse. La recompensa llega con el esfuerzo.  

3. La creatividad no es mágica  

La creatividad es simplemente acercarse a las cosas con una perspectiva diferente. El enfoque más sencillo del pensamiento creativo puede ser copiar diferentes elementos, transformarlos, combinarlos y ¡eureka! Hay una nueva idea. En esencia, esto aprovecha los elementos existentes. Como dice Kirby Ferguson, "se produce al aplicar las herramientas ordinarias del pensamiento a los materiales existentes. Y el suelo del que crecen nuestras creaciones es algo que despreciamos y malinterpretamos a pesar de que nos da tanto... y eso es... copiar".  

4. Incubación  

Durante la etapa de incubación, las ideas que tienen el potencial de resolver un problema tienden a florecer. Esta etapa se caracteriza por el proceso de pensamiento inconsciente de refinar una idea. Aparentemente, hay muchas actividades en marcha durante esta etapa, pero el objetivo general es encontrar una solución.   

5. Iluminación  

La incubación conduce a la claridad de las ideas. Esta es la etapa de "búsqueda de soluciones". Ahora el proceso de creatividad conduce al conocimiento de algunas ideas prácticas que pueden ponerse en práctica. Es como un momento de "bombilla", de ahí que se llame iluminación.  

6. Verificación  

En esta etapa se determina si la solución "encontrada" tiene posibilidades de funcionar o no. Una idea puede ser aceptada como tal, modificada con cambios menores o mayores, o rechazada por completo, lo que requiere que todo el proceso se haga de nuevo.  

7. Pensamiento crítico  

El mayor éxito de una iniciativa empresarial reside en la evaluación crítica de la viabilidad de una idea. El pensamiento crítico permite al emprendedor juzgar por sí mismo para evaluar la idea. Se define como un proceso autodirigido, autodisciplinado, autocontrolado y autocorrectivo de evaluación de una idea.  

En resumen, algunas de las habilidades creativas clave son: 

 

 

Crear una idea puede ser fácil; ejecutarla con éxito puede ser una tarea difícil. ¿Qué hace que una persona sea un empresario de éxito? ¿Por qué algunas personas reconocen las oportunidades que existen a su alrededor y otras no? ¿Son genéticamente diferentes? ¿O tienen una perspectiva diferente para manejar las cosas?  

Mira las cosas desde muchos ángulos diferentes. Si piensas de forma creativa, encontrarás soluciones innovadoras y mejorarás tu capacidad de decisión 

Newsletter-ul Startarium. Citește sinteza lunară direct pe e-mail